He preguntado en una notaría cuánto vale un testamento, ¿me darán otro precio si consulto en otras notarias?  

He recibido esta pregunta en mi correo electrónico por parte de un cliente habitual de mi notaría. Le he contestado que NO, y me explico. El coste del testamento es el mismo en mi notaría y en la notaría de cualquier otro compañero en España. Es más, le he indicado que esa misma contestación también se extiende a otros documentos y actuaciones notariales, tales como una compraventa, herencia, poder, acta, incluso un testimonio o una legitimación de firma.

Esto se debe a que nuestra retribución viene regulada por lo que se llama Arancel notarial, que se encuentra recogido en un Real Decreto con fecha 17 de noviembre de 1989. Esta forma de retribuir la intervención del notario se debe al doble carácter que tiene nuestra actuación, como funcionarios públicos y como profesionales del Derecho, y ello supone un sistema intermedio entre la retribución fija del funcionario y la fijación libre de honorarios por parte del profesional. Esto último sería incompatible con la existencia de un número establecido de notarías y podría dar lugar a posibles abusos. Además, el establecimiento de un sueldo fijo daría lugar a que se perdiera la posibilidad de la libre elección de notario por parte de los ciudadanos.

El documento notarial tiene el mismo coste sea quien sea el notario autorizante. Al final es el ciudadano quien, en base a la relación y confianza que tenga con su notario, el que elije ante quién lo quiere otorgar, siendo la libre elección de notario uno de los aspectos fundamentales de nuestro sistema de Notariado latino.

Acerca de Luis Mariano Muñiz Sánchez

Notario de Salamanca