¿Por qué es buena la intervención del notario en la contratación bancaria?

shutterstock_273522035Quizá hayas solicitado un préstamo al banco alguna vez y éste te haya indicado que debe otorgarse ante notario, lo que podría llevar a preguntarte: ¿y para qué? Es lógico que te lo plantees si desconoces las ventajas. Trataré de exponerlas brevemente. Y vaya por delante que si el banco quiere la intervención notarial es porque también supone un claro beneficio para él. La intervención notarial crea lo que se conoce como “título ejecutivo”, lo cual supone que, si no haces frente a tu préstamo, el banco te reclamará directamente en un procedimiento ejecutivo con embargo de tus bienes.  No tendrá que ir a un procedimiento judicial declarativo para acreditar tu deuda, sino que la intervención del notario acredita la existencia y condiciones de ese préstamo.

Dicho esto, vamos con lo que nos ocupa, que son las ventajas para ti como deudor.

Primera ventaja: el control de la legalidad

El notario, como funcionario, debe impedir el otorgamiento de contratos que contengan cláusulas ilegales y/o abusivas. En otros post anteriores, hemos hablado de la cláusula suelo, pero la jurisprudencia reciente del Tribunal Supremo ha puesto topes a los tipos de interés, ha anulado ciertas comisiones, etc. El notario debe impedir que los contratos contengan esas cláusulas que hayan sido declaradas ilegales, o en su caso y contando con tu consentimiento, advertir que son nulas y que, como tales, se entenderán como no puestas.

Seguramente pensarás que el control de legalidad se ha demostrado inútil por haber sido anuladas por los tribunales multitud de cláusulas de contratos bancarios. Pues seguramente te equivoques. Quizá sin la intervención notarial diaria en multitud de contratos bancarios, éstos seguirían conteniendo cláusulas abusivas y tú como consumidor no lo sabrías. Te pondré un ejemplo que me ha sucedido a mí y a otros muchos compañeros: el Tribunal Supremo, en sentencia de 22 de abril de 2015, dictaminó que en un préstamo personal a particulares es ilegal que el interés de demora sea superior en dos puntos al interés ordinario del préstamo. La gran mayoría de entidades tardaron MESES en adaptarse a esa sentencia. Y durante esos meses seguían otorgando préstamos. Los notarios advertimos a los particulares de la abusividad del interés de demora de su préstamo. Los que lo firmaron lo hicieron con esa advertencia del notario en su contrato acerca de que su interés de demora era ilegal y el banco no podría nunca cobrarlo. De otro modo, seguramente los deudores serían desconocedores de ello.

El gran problema del control de legalidad notarial es que es un control a posteriori. Es decir: el notario aplica la ley y las sentencias firmes de los tribunales. Pero nunca podrá apreciar la abusividad de una cláusula sin una declaración legal o judicial previa. Cuando un notario aprecia indicios de abusividad, lo único que puede hacer es incidir en su labor de asesoramiento, del que seguidamente me ocuparé.

Segunda ventaja: el asesoramiento notarial

El notario es un funcionario y profesional del Derecho imparcial. No obstante, cuando se trata de un contrato entre profesional y particular como es el préstamo bancario, tiene obligación de dar un especial asesoramiento a la parte débil del contrato, que eres tú.  Eso supone que, antes de firmar el préstamo, puedes acudir al notario con la oferta que el banco te haya hecho (y como se ha publicado en otros post, la ley te reconoce este derecho en los préstamos hipotecarios con una antelación mínima de tres días a la fecha prevista para el otorgamiento). El notario valorará si la oferta tiene alguna condición que pudiera ser abusiva o no, incluso podrá informarte de los costes añadidos a la operación que planteas. Te pongo un ejemplo: ¿sabrías decidir qué es mejor para tus necesidades concretas entre un préstamo personal o uno hipotecario? El notario te puede ayudar a decidir.

Tercera ventaja: el juicio de capacidad

En todo otorgamiento, el notario debe comprobar que el otorgante tenga capacidad y voluntad plena. En la contratación bancaria, esto se traduce en que el notario intentará que tengas en cuenta todos los riesgos que el préstamo supone para ti. Cuidará de que la decisión que tomes no sea irreflexiva y te ayudará a valorar distintas situaciones. Por ejemplo, las cuotas de tu préstamo a interés variable pueden duplicarse dentro de unos años en función de la evolución de los tipos de interés. ¿Has pensado en ello y en lo que puede suponer esa subida en función de tu renta actual?

Cuarta ventaja y última (de este post): la documentación del préstamo

Una última ventaja, y con ella finalizo, es la documentación del préstamo. Como cualquier documento otorgado ante notario, el documento de préstamo original se queda en la notaría. Y podrás pedir al notario copia en cualquier momento. De modo que, sin necesidad de depender de que el banco te facilite documentación, solo con pedir una copia al notario, podrás verificar que las condiciones pactadas se estén aplicando o incluso iniciar una reclamación judicial.

Todo ello tiene un coste, evidentemente. Y ese coste dependerá del importe del préstamo. Puedes pedir una estimación al notario, y quizá te lleves una sorpresa con todo lo que te ofrece su intervención a cambio del coste que te supone. Quizá entonces descubras que más que un coste, la intervención de notario te supone un beneficio.

Acerca de Pablo Pazos Otero

Notario de O Grove (Pontevedra)

Te invitamos a comentar esta publicación

Para consultas personales os facilitamos un buscador donde poder localizar al notario más cercano, que amablemente responderá a sus preguntas.

*