Un año de divorcio notarial

shutterstock_292107503Y ya ha pasado un año desde la entrada en vigor de la Ley de Jurisdicción Voluntaria. Novedosa ley que levantó dudas y expectativas y un año después tenemos claro que no nos abandonará. Nos confió a los notarios, como juristas y funcionarios públicos que somos, entre otras competencias, divorciar a aquellas parejas que de mutuo acuerdo así lo quieran, siempre que hayan trascurrido al menos tres meses desde que contrajeron matrimonio y que no tengan hijos menores o con capacidad modificada judicialmente que dependan de sus progenitores.

Algunos han bautizado este tipo de divorcio como exprés por los plazos realmente cortos que presenta. Para las parejas que, cumpliendo los requisitos, tengan claro el paso que quieren dar, la vía notarial les aporta rapidez y seguridad, simplifica enormemente el procedimiento y les permite cerrar este doloroso capítulo sin más esperas.

La autorización de mi primera escritura de divorcio me dejó un sentimiento extraño. Tradicionalmente desde que alguien toma la difícil y dolorosa decisión de divorciarse, pasaban unos cuantos meses hasta que éste era una realidad, y parece que con ello había un tiempo para hacerse a la idea. En este caso, desde que me encargaron la escritura hasta que la firmaron apenas pasaron unos días y, una vez firmada, “¿ya estamos divorciados?” fue la pregunta inmediata. “Pues sí, ya lo están”, fue la respuesta. Y a esta rapidez nos tenemos que acostumbrar todos, notarios y ciudadanos: es una realidad.

El balance de la aplicación de la ley en lo que a esta competencia se refiere creo que es positivo, y no es que celebre que se produzcan muchos divorcios en España, ¡nada más lejos de mis deseos, ojalá no fuera ninguno! Pero la realidad se impone y aquellos que han utilizado nuestros servicios con esa finalidad han visto satisfechas sus expectativas.

Las estadísticas nos muestran datos curiosos:

  • El número de divorcios ante notario duplica al número de bodas que hemos celebrado. Durante este primer año de vigencia de la Ley, casi 2.300 parejas se han casado ante notario y más de 4.600 se han divorciado. Con ello se ha ayudado a descongestionar los juzgados y a satisfacer a aquellos ciudadanos que han optado por esta vía. Y ello a pesar de que, según las estadísticas, las bodas celebradas en España siguen superando a los divorcios en una proporción de 10 a 7.
  • Las comunidades autónomas donde más divorcios se han celebrado son, por este orden, Madrid, Andalucía y Cataluña. Las que menos Navarra, La Rioja y Extremadura, sin contar las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Pero todavía quedan flecos por desarrollar, como la tan necesaria conexión telemática de los Registros Civiles con las notarías que todavía no es una realidad y sí, en mi opinión, una necesidad, pues acortará aún más los plazos y mejorará notablemente la calidad del servicio prestado al ciudadano.

Acerca de Dolores Torres

Notario de Meco (Madrid)

Te invitamos a comentar esta publicación

Para consultas personales os facilitamos un buscador donde poder localizar al notario más cercano, que amablemente responderá a sus preguntas.

*